4to. ENCUENTRO – FORMACIÓN DE DELEGADOS/AS

El sábado 27 de junio se desarrolló el 4to encuentro de Formación Sindical para Delegadxs de la UTE. Conversatorio que contó con la presencia de Angélica Graciano (secretaria general de la UTE) y de Miguel Duhalde (secretario de educación de la Ctera y paritario) La temática que los convocó fue el trabajo docente en contexto de pandemia, situación que implicó la transformación de la jornada educativa y laboral debido a la suspensión de las clases presenciales y a las restricciones propias de la cuarentena sanitaria vigente. Y de la necesidad de realizar el acompañamiento pedagógico virtual de nuestros estudiantes, contexto que ha provocado, en términos generales, angustia, episodios de cierto estrés que aquejan tanto a lxs docentes y directivxs, como a estudiantes y familias.

En esta nueva situación, se ha hecho más evidente que producir contenidos virtuales requiere mayor cantidad de tiempo que el que habitualmente se dedica para la preparación de las clases presenciales. Como así también la necesidad de disponer como mínimo de una computadora y una adecuada conexión; también exige de estudiantes con dispositivos que tengan conectividad, algo que no puede darse por supuesto. En muchos casos, faltan espacios y tiempos propios para poder trabajar de manera concentrada en los hogares. Ni hablar de los problemas de salud ocasionados por la sobreexposición a las pantallas que ya venía padeciendo toda la sociedad, y que ahora se agudiza. A su vez, se observa que se ha desorganizado considerablemente el horario habitual que está regulado y establecido por los estatutos docentes, y se ha pasado a una tácita dedicación full time debido a las distintas disponibilidades de tiempo que tienen los sujetos en las actuales condiciones: consultas de estudiantes y padres a toda hora, múltiples directivas y proliferación de mensajes y requerimientos por diferentes medios. Todo esto fue parte de lo que se discutió y reflexionó, además de reafirmar lo firmado en la paritaria nacional docente y que en el encuentro anterior tan ilustrativamente nos comunicó Sonia Alesso.

Reafirmando que de ninguna manera, la virtualidad, puede reemplazar el papel de la escuela y del Estado, más allá de reconocer la necesidad de repensar los procesos de enseñanza y de aprendizaje en el presente y el porvenir.

X